Los avances de Instagram en contra del bullying.

Las redes sociales han dado un giro al mundo con su innovación, trayendo consigo un cambio en la sociedad, pero así mismo como ha aportado cosas positivas también tiene su lado negativo ese lado oscuro, como es el fomento del acoso, del bullying y los malos tratos. Por desgracia, en redes como Instagram hay millones de personas, que no tienen más que hacer que molestar a otros porque sí, sin más motivo que hacer daño.

Como si eso lo hace más felices y a quienes realizan el daño los perjudica, porque no miran las consecuencias de los actos, ni se fijan hasta donde pueden llegar con ello. Por ente la red social Instagram desde su nacimiento hasta la fecha actual, ha cambiado mucho debido a la cantidad aberrante de usuarios que tiene la red. Ya que existen tantas personas con diferentes personalidades que obviamente no podían faltar los acosadores y los maleducados, de manera que para evitarlos, sus creadores han pensado en instalar dos nuevas herramientas.

La primera de las herramientas para parar el bullying que ha creado Instagram consiste en una Inteligencia Artificial que cuando detecta que un usuario está a punto de publicar un comentario fuera de lugar, pregunta al mismo si realmente quiere publicarlo antes de quedar retratado (nunca mejor dicho) ante millones de personas. Esta herramienta ya anteriormente detectaba ciberacoso y otros tipos de contenido dañino, tanto en la sección de comentarios de un post como en las fotos y vídeos que se suben cada día

La segunda herramienta consiste en un nuevo botón llamado «restringir» cuya funcionalidad es diferente a la de un bloqueo. Restringir en Instagram sirve para aislar a un usuario en concreto; él nunca sabrá que ha sido restringido, no podrá ver tu hora de conexión ni si has leído sus mensajes. El restringido podrá seguir publicando comentarios en tus fotografías, pero sólo él podrá leerlos, de modo que quedará aislado del resto de la comunidad.

Si un usuario escribe una respuesta a la foto de alguien insultándolo o escribiendo malas palabras, aunque sea una ‘broma’ (la justificación barata y estúpida que mucha gente usa para que nada le salpique), la propia Instagram le avisará de que “¿estás seguro que quieres postear eso?”, instándole a que te lo piense antes de enviarlo, cancelando el comentario o suavizándolo.

El problema con las herramientas actuales como el bloqueo, el reporte o el unfollow es que mucha gente que se siente acosada no las usa por miedo a que el problema escale, sobre todo si interactúan con el acosador en la vida real. ¿Qué hacer entonces? Para ello, Instagram estrena la función Restricción, que permite restringir el alcance del ciberacoso.

De esta manera es que puedes evitar comentarios amargos de personas sin escrúpulos, ya que a veces su trabajo es molestar por medio de esta red social y no miden el daño que hacen. Por ello Instagram ahora quiere ir más allá y, además de detectar este contenido, quiere avisar a los usuarios cuando sus comentarios puedan ser considerados ofensivos antes de que los hayan publicado.

De esta forma, se pretende dar a las personas la oportunidad de reflexionar y reconsiderar sus publicaciones dañinas. En las primeras pruebas realizadas de esta función, la compañía asegura que es una buena forma de alentar a los usuarios a borrar su mensaje y compartir contenido menos perjudicial.

La otra función consiste en clasificar usuarios como ofensivos para restringir sus comentarios en tus publicaciones. “Hemos escuchado a los jóvenes de nuestra comunidad que son reacios a bloquear, dejar de seguir o denunciar a su agresor porque podría agravar la situación”, afirma la compañía. Además, algunas de estas acciones también hacen que sea difícil para la víctima realizar un seguimiento del comportamiento de su acosador. Para atajar el problema, la compañía busca crear una función que permita a las víctimas controlar su experiencia en Instagram sin que quién les está acosando sea consciente de ello.

No es la primera vez que Instagram toma medidas para combatir el bullying. La compañía ya permite denunciar cualquier cuenta, fotografía o comentario cuyo fin sea hacer bullying a alguien. “Puedes eliminar un comentario de una foto que hayas compartido y denunciar la situación de bullying y acoso a través del servicio de ayuda”, afirma en una web de consejos para estar protegido en Instagram. Además, anima a los usuarios a pensar si quieren bloquear a esa persona y a pedir ayuda “a un familiar o a un profesor de tu confianza”.

En 2018, la compañía presentó una inteligencia artificial basada en machine learning para escanear fotos e identificar contenido «problemático». El objetivo de esta herramienta es detectar cualquier indicio de acoso e informar automáticamente del contenido que debe ser revisado por un equipo humano, según explicó Mosseri en un comunicado.

“El acoso en línea es un tema complejo”, reconoce Mosseri en el último comunicado. Las dos nuevas funciones tienen en cuenta “cómo las personas se intimidan entre sí y cómo responden a la intimidación en Instagram”: “Pero son solo dos pasos en un camino más largo”. La compañía reconoce que es posible “hacer más para evitar que ocurra la intimidación en Instagram y para que las víctimas de la intimidación puedan defenderse por sí mismas”. De tal manera que la victima del caso no salga perjudicada y se le de esta opción para poder defenderse y no ser otra victima mas por acoso de bullying.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *