¿La Física Cuántica habla de Dios? Te lo mostramos

Se que les parecerá extraño pero si la física cuántica si comenta sobre Dios y se basa en muchas teoría relacionadas con Dios padre creador de todas las cosas, cuando se dice que los científicos de la física cuántica están más cerca de Dios que los del Vaticano, no les falta razón, es que la única respuesta posible ante el gran dilema que tienen planteado solo puede ser Dios, que es la energía del Amor que llena todo el Universo conocido y no conocido.

¿Cuál es el gran dilema que se plantean los científicos actuales y que jamás podrán resolver sin poner a Dios en la ecuación?, pues después de haber llegado a la teoría de las cuerdas, que es la que mejor define la estructura del átomo, y da una respuesta lógica, científica a su propia existencia, concretamente de su núcleo, los quark, se encuentran con un problema que no tiene solución, ¿por qué las tres energías básicas de la materia no son iguales, y son como son, tan distintas?, éste es el gran problema de la física cuántica actual sin solución.

Las energías que componen la esencia de la materia, las tres fuerzas básicas que la constituyen son, la fuerza de la gravedad, que permite que las cosas estén sujetas al suelo, y que se atraigan los cuerpos celestes, formando sus órbitas, la fuerza de cohesión, que hace que los electrones y los protones giren alrededor del núcleo del átomo, sin escaparse de las órbitas, y la fuerza nuclear que hace que los quark no se separen del núcleo. Sin estas tres fuerzas no existiría la materia conocida.

Hasta aquí, normal, lo que no es normal y no tiene solución, es que si esas energías o fuerzas se formaron en el momento del Big Bang, creando a la vez la materia, el tiempo y el espacio, saliendo como afirma la ciencia de una manera aleatoria, sin nadie que dirigiera el acontecimiento del nacimiento del Universo, pues en vez de ser iguales esa tres fuerzas, que sería lo lógico, resulta que la de la gravedad es 10.000 veces más potente que la de cohesión, y la de cohesión, mil veces más fuerte que la nuclear, y eso no puede ser normal, ¡no puede ser una casualidad!.

Pues el Big Bang es la partícula de Dios que explota y crea el tiempo, que no existía hasta ahora, necesario para la materia y especialmente para el espacio, que fijaros que es relativo al tiempo, esencial, el espacio, necesario para que la materia circule por algún sitio, y la materia en forma de energía, que se expande y choca entre sí, fundiéndose sus núcleos y creando átomos, el ladrillo del universo, que se forman por las fuerzas de cohesión y la nuclear, y la de la gravedad, que también se forma en esa explosión gratuita, junto a la energía nuclear que da consistencia al átomo, y la de cohesión que posibilita su existencia al cerrar los campos gravitatorios de los electrones y protones en un universo pequeño, lleno de vacío, puro vacío.

Cuando en la física cuántica habla de la FE CUÁNTICA podemos decir que va unida de la mano con Dios ya que el es único creador sembrado la fe en ser humano para poder creer en las cosas. En 1972 escuché por primera vez la doctrina de la fe y la confesión. Se requiere fe en la Palabra de Dios para creer que uno puede obtener lo que uno dice. Nunca había oído tal concepto, y si no hubiese sido por el hecho de que tal principio estuviese escrito claramente en la Biblia, lo habría considerado una locura. ¡No obstante, estaban ahí en letras rojas, nada menos que las palabras de Jesús!

“Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.” -Marcos 11:23

Viéndolo superficialmente, parecería ser un anuncio hecho por Jesús. ¿Cómo puede ser posible que unas palabras habladas envíen una montaña al mar? Durante los últimos 27 años esto ha requerido fe de mi parte para creer que las palabras son poderosas. ¡No obstante, un reciente estudio en el área de la Física Cuántica me ha convencido de que lo que Jesús dijo es un hecho científico en absoluto!

El Universo así creado y conocido por la ciencia es infinito, y sostiene que es así porque no puede ser de otra manera, después de muchas pruebas y mucho tiempo, lo que hay es lo que tenía que ser, es lo que no se ha destruido por aquello, de prueba error o acierto. Lo que no se acertó no existe, y lo que existe ha superado la prueba del tiempo. Esta filosofía es la que hoy impera en la comunidad científica actual, y se lo creen.

“Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.”

Estas palabras divinas son hechos reales hoy en día promovida por la fe, y es que Dios esta en todo hasta en la física cuántica por ello es necesario mencionarlo ya que es el que nos enseña hasta donde podemos llegar y que podemos descubrir en este mundo donde Dios nos dejo muchas cosas para avances como seres humanos.

Share this post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *